Casi todo el mundo ha querido eliminar algunos kilos en algún momento de la vida. Y a pesar de ser un camino tortuoso para algunos, el éxito en la pérdida de peso no tiene una fórmula mágica: es necesario que el cuerpo gaste más calorías de las que consume, el llamado déficit calórico. Es por eso que las dos medidas más importantes para alcanzar el peso ideal son la dieta y el ejercicio. Por lo tanto, ajustar los hábitos alimenticios y mantenerse en movimiento deben ser prioridades para quienes quieren reducir la balanza.

Los crecientes niveles de obesidad y diabetes en todo el mundo son ejemplos de los efectos de una dieta desequilibrada y la falta de ejercicio. Además, las enfermedades cardíacas, el cáncer y los accidentes cerebrovasculares también están relacionados con la dieta y la inactividad física.

Si bien la alimentación cubre las necesidades energéticas y nutricionales del organismo, el ejercicio activa el metabolismo y favorece la quema de calorías acumuladas en forma de grasa.

Otra ventaja de combinar dieta y ejercicio es la posibilidad de perder grasa y ganar músculo al mismo tiempo, conquistando así un cuerpo más seco y tonificado.

La importancia de seguir una dieta saludable

En general, una dieta saludable es aquella que proporciona al cuerpo los nutrientes necesarios para funcionar correctamente. Entonces, para obtener la nutrición adecuada, debe consumir la mayoría de sus calorías diarias en:

  • Fruta fresca;
  • Vegetales frescos;
  • Cereales integrales;
  • Legumbres;
  • Semillas oleaginosas;
  • Buenas grasas, como aceite de oliva y salmón;
  • Proteínas magras.

No hay una regla, pero una buena estrategia para acelerar la pérdida de peso es seguir un programa con diferentes metodologías dietéticas, como la dieta baja en carbohidratos (conoce Tecnonutri’s Low Carb), la desintoxicación y el popular ayuno intermitente.

Dieta y ejercicio: combinación para una pérdida de peso eficaz

¿Eres de los que dicen que no les gusta el ejercicio físico, pero están luchando por bajar de peso? A veces, simplemente no ha encontrado la actividad ideal. Musculación, pilates, running, ejercicios de peso corporal que se pueden hacer en casa, bailes como zumba e incluso una caminata. Todo vale cuando se trata de salir de un estilo de vida sedentario y potenciar el proceso de adelgazamiento.

Es fundamental la práctica de actividad física desde la infancia hasta la vejez. Por otro lado, es difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio, sobre todo para practicar más de una actividad física. Pero, si está buscando una estrategia de pérdida de peso más eficiente, puede combinar más de una práctica para variar su rutina.

Finalmente, recuerda que los ejercicios deben ser actividades placenteras. Por tanto, de nada sirve elegir una modalidad que odias solo porque viste que pierde más. Después de todo, las posibilidades de que te rindas debido a esto son mucho mayores.

Lea también: Ejercicios aeróbicos: lo mejor para hacer en casa