La práctica de ejercicios físicos es fundamental para nuestro cuerpo y mente. Esto se debe a que mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, ayuda a evitar los síntomas de depresión y fortalece los huesos, entre muchos otros beneficios.

Además, según 13 estudios publicados entre 2009 y 2019, unos minutos de actividad aeróbica ya pueden aumentar la concentración y la memoria. Así, la investigación se realizó con la participación de adultos jóvenes de entre 18 y 35 años.

Que dicen los estudios

Los estudios analizaron los impactos de las actividades cardiovasculares en la salud mental de los participantes. El entrenamiento cardiovascular es una abreviatura de entrenamiento cardiorrespiratorio. Estas son actividades que requieren una función cardíaca, es decir, funciones respiratorias y circulatorias, que dan como resultado una mayor resistencia y una disminución del cansancio, como correr o entrenar HIIT. Por lo tanto, los investigadores encontraron que los beneficios de mejorar el cerebro provienen de la actividad aeróbica.

come bien y cuida la mente

Según los investigadores, practicar ejercicio aeróbico durante dos minutos de intensidad moderada a alta, mejoran la función cerebral, la concentración y la capacidad de aprender cosas nuevas. Moverse también mejora su circulación sanguinea, lo que contribuye a estimular la memoria.

El responsable de liderar la investigación sugiere que el ejercicio puede mejorar la cognición y el aprendizaje a cualquier edad, tanto en niños como en adultos mayores.

Lea también: Ejercicios que disminuyen el riesgo de desarrollar trombosis

Para comprender todos los vínculos entre la función cerebral y el ejercicio físico, se necesita más investigación. Sin embargo, para los especialistas responsables de los análisis, los beneficios se obtienen por el hecho de que los receptores de dopamina se activan durante la actividad. La dopamina es un neurotransmisor que juega un papel importante en el sistema cognitivo.

Por lo tanto, si desea concentrarse y mejorar la concentración, solo dos minutos de cardio pueden ayudarlo. Elija moverse durante los descansos del trabajo, al despertarse o en cualquier momento que esté libre. Además, también es fundamental llevar una dieta equilibrada, ya que la deficiencia de nutrientes puede provocar una disminución del rendimiento cognitivo.

Lea también: Los ejercicios físicos salvan alrededor de 4 millones de vidas al año