Los probióticos son famosos por mejorar la salud del cuerpo y, más específicamente, del intestino, pero ¿qué pasa con los prebióticos?

La salud de nuestro intestino es crucial para el resto del cuerpo. Por lo tanto, es extremadamente importante tener la flora intestinal bien cuidada y regulada. Es en este sentido que los probióticos y prebióticos entran en juego.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que mejoran la salud general del cuerpo. Las bacterias beneficiosas viven en el intestino y actúan sobre la flora. Facilitan la absorción de nutrientes, ayudan a la digestión y mejoran el sistema inmunológico.

Los más comunes son: lactobacilos acidófilos, caseína, enterococus faecalis, feccio, búlgaro, lactis, plantarum, estreptococos termofílicos, difibus bifiobacterias, longus y niños.

Hay dos formas principales de consumo: a través de alimentos con probióticos naturales, como el yogur o el kéfir, por ejemplo, y el otro es el uso de suplementos.

Leer más: Probióticos: qué son y cómo consumir

¿Qué pasa con los prebióticos?

Los prebióticos, a diferencia de los probióticos, son carbohidratos que se encuentran en frutas y verduras ricas en fibra. Estos carbohidratos no pueden ser digeridos por el cuerpo, por lo que cuando llegan al intestino, proporcionan nutrientes a los probióticos, que actuarán para mejorar la salud y la función digestiva.

En resumen, son componentes alimenticios no digeribles que estimular la acción de los probióticos, que son, en resumen, bacterias que son buenas para el intestino.

Lea también: 10 alimentos ricos en fibra

Probióticos y prebióticos.

En conclusión, el consumo de los dos debe estar alineado, de modo que se optimice el efecto en el cuerpo. Por lo tanto, al consumir cantidades saludables de ellos, la mejora en el funcionamiento del intestino, la salud de la flora intestinal y, en consecuencia, la salud del cuerpo entero.

Leer más: Lazy gut: apuesta por los laxantes naturales

La importancia de un intestino regulado

El intestino es un órgano extremadamente importante y nunca debe subestimarse. Su importancia es tan grande que algunas personas lo llaman el “segundo cerebro”.

Compuesto por dos segmentos, el intestino grueso y el intestino delgado, este órgano cumple la función de absorber los nutrientes necesarios para la supervivencia.

Por lo tanto, mantener el intestino regulado y saludable es esencial para la salud del resto del cuerpo. En otras palabras, nuestro bienestar está directamente relacionado con él. Después de todo, para que el cuerpo funcione con excelencia, es necesario tener los nutrientes para esto.

Lea también: ¿Quieres perder peso? Cuida tu intestino

Alimentos probióticos

Por lo tanto, nutrir su cuerpo con alimentos ricos en probióticos es una buena opción.

También se pueden encontrar en cápsulas para suplementación.

Leer más: Alimentos ricos en probióticos, más allá del yogurt