La antigua práctica del yoga tiene varios beneficios para la salud física y mental, además de poder ser practicada por personas de cualquier edad. Pero, ¿sabías que también es una gran alternativa para los corredores?

Para mejorar el rendimiento durante la carrera, es fundamental alinear la postura corporal. Eso es porque con una buena postura podrás mejorar el ritmo, el paso y reducir el dolor provocado por los desequilibrios del cuerpo.

Estos son los principales beneficios que el yoga puede proporcionar a los corredores:

come bien y cuida la mente

Previene lesiones

Los corredores generalmente tienen un exceso de fuerza en algunos músculos, lo que crea desequilibrios musculares que pueden afectar la eficiencia biomecánica, aumentando el riesgo de lesiones.

Por lo tanto, la práctica regular de yoga ayuda a aumentar el rango de movimiento de las articulaciones relacionadas. La flexibilidad obtenida en clase también disminuye la rigidez muscular, contribuyendo a un mayor equilibrio.

Lea también: Yoga para principiantes: consejos para los que quieren empezar

Trabaja fuerza y ​​equilibrio

El yoga trabaja el equilibrio, la fuerza y ​​el rango de movimiento en todo el cuerpo. A medida que realiza las posturas, se trabaja en los grupos de músculos intrínsecos, que estabilizan y sostienen el sistema esquelético.

Lea también: Ashtanga yoga: qué es, cuáles son los beneficios y cómo practicar

Respiración consciente

La respiración consciente es el punto principal del yoga, ya que nutre y guía la práctica de asanas (posturas). Con eso, permanecemos más atentos a la mente y las sensaciones del cuerpo.

Además, al trabajar en la respiración, aumentamos el oxígeno en nuestro cuerpo y creamos un estado mental más relajado. Esto ayuda a reducir la ansiedad y concentrarse más, mejorando el rendimiento al correr.

Reduce el estrés

Como ya se dijo, la respiración es de gran importancia en la práctica del yoga. Uno de los grandes beneficios es que también alivia la tensión y reduce el estrés.

La respiración profunda aumenta la circulación de oxígeno en nuestro cuerpo, dejándonos energizados y relajados. Por lo tanto, toda la tensión acumulada se libera en la práctica.