Es común escuchar que “el pollo tiene hormonas”, ¿Pero es eso realmente cierto o es solo un mito? La idea de que la carne de pollo que se encuentra en los supermercados Españoles está enriquecida con hormonas es antigua. Sin embargo, esta es una creencia errónea, ya que el uso de hormonas en la carne de pollo está prohibido en España.

La producción de pollo brasileña está considerada como una de las más desarrolladas y tecnológicas de la agricultura mundial. Por lo tanto, el país es uno de los mayores exportadores y productos cárnicos del mundo. Los protocolos sanitarios que rigen la actividad se consideran estrictos y de alta calidad. Además, la genética de producción está estandarizada.

La velocidad con la que crecen los pollos en las granjas: con un peso de hasta 3 kg en solo 40 días, es lo que hace pensar a mucha gente que se utilizan hormonas en el proceso. Sin embargo, no existe la administración de hormonas en las aves, ya que este proceso sería muy costoso (sería necesario aplicar una dosis hormonal diaria) y perjudicial para la salud del consumidor. Además, el gobierno Español prohíbe la adición de hormonas a la carne.

A cambio, las aves reciben vacunas y antibióticos. Dichos antibióticos se utilizan en avicultura en dosis subclínicas para prevenir enfermedades, mejorar el crecimiento animal y el uso de alimentos.

Lea también: Harina de pollo: aprenda más sobre la comida

Entonces, ¿qué explica el rápido crecimiento del pollo?

En resumen, la explicación del rápido crecimiento de las aves son los avances tecnológicos en la ganadería. Es decir, los avances en el área de la genética, la nutrición, el manejo son la causa del rápido desarrollo y crecimiento de los pollos.

Por tanto, el consumo de carne de pollo Español es seguro y no daña la salud de quienes la consumen.

Sin embargo, los pollos de otros países pueden tener hormonas. Por tanto, la mejor forma de saber si estás comprando carne de buena procedencia es comprobar si tiene algún sello de sanidad e inspección veterinaria.

Finalmente, también puedes optar por consumir aves orgánicas.

Leer más: Perú, chester y tender: ¿Cuáles son las diferencias?